noticias - rock en español - rockeros.net eventos - rock en español - rockeros.net radio - rock en español - rockeros.net bandas - rock en español - rockeros.net videos - rock en español - rockeros.net fotos - rock en español - rockeros.net clubs - rock en español - rockeros.net foro - rock en español - rockeros.net chat - rock en español - rockeros.net contacto - rock en español - rockeros.net
rockeros.net / noticias / event-reviews / Mago de Oz Sold Out en el House of Blues Anaheim

Unete a rockeros.net elist





La ultima info directo a tu email.



El show de la semana

Molotov En Riverside

Molotov En Riverside


El show de la semana

Molotov En Riverside

Molotov En Riverside


Molotov





Mar. 11, 2020 - Mago de Oz Sold Out en el House of Blues Anaheim


Mago de Oz Sold Out en el House of Blues Anaheim

Los Angeles, CA 10 de Marzo, 2020

Aún recuerdo la última vez que vi a Mägo de Oz, fue allá en el lejano 2011 de la década pasada, ante un abarrotado Hollywood Palladium, la última vez en que el legendario José Andrea pisaría un escenario con Mägo de Oz. Para muchos, su partida de la mítica banda de folk-metal madrileña, incluyéndome a mí, significó un desapego total, una desilusión, un devenir de emociones donde la tristeza reinaba casi todo impulso de volver a Mägo en vivo durante sus presentaciones en el festival que se realizaba en Orange County hace unos años. Aún más fue la tristeza de que Carlitos y Frank, miembros originales de la banda, abandonaran, a plena gira, la agrupación. Pero, la noche del sábado 7 de marzo del 2020, esa visión cambió totalmente, y fui testigo, de la proeza, calidez, y alma que Mägo de Oz aún transmite en sus conciertos.

La noche abrió con una presentación espectacular de Lira n’ Roll. Aunque debo confesar que mi rollo nunca ha sido el rock urbano, debo confesar que son tremendos músicos y lograron sentar un ambiente de emoción propio para recibir a los 8 hechiceros y la única bruja, la excepcional Patricia Tapia, al escenario. No pretendo hacer una reseña inclusiva, canción por canción, de la velada, pues sería algo monótono. Pretendo compartir aquellas piezas que tocaron las fibras del alma y levantaron esa emoción y voz dormida hacia una banda que ha marcado mi adolescencia y adultez, la cual ha estado ahí siempre en las buenas y las malas y a la cual había dado por muerta hace mucho.

Abriendo con “El libro de la sombras”, Mägo demostró esa energía del power-metal celta que caracterizaba al corte que abrió el discazo “Hechizos, pócimas y brujería”, corte debut de un espectacular Zeta y un nuevo Mägo, quien a pesar de que no es un José Andrea, su voz, algo similar, pero con tonos más del metal y hard rock ochentero, nos cerró la boca a muchos, incluyéndome a mí. Patricia Tapia brilló espectacularmente, y al cantar “Ciudad esmeralda”, coño, que puedo decir, es una diosa del canto.

Cortés como “Tu funeral”, “Cántiga de las brujas”, y “Tequila mucho por vivir” demostraron la enorme calidad musical y de composición del último disco “Ira Dei”, donde los nuevos guitarristas, Manuel Seoane y Victor de Andrés, que por cierto tocan y hacen vibrar las guitarras tal y como diría Victor “! metálicamente de puta madre!”, brillan en su calidez como instrumentalistas y como músicos. A pesar de que sin lugar a duda se extraña el jolgorio y magia que Carlitos y Frank aportaban a la banda, la calidez musical que ambos nuevos guitarristas traen al frente es IMPRESIONANTE, y un respiro de aire fresco que Mägo de Oz necesitaba.

Y que puedo decir de Josema, flautista, y el legendario Mohammed a mando del violín. Ambos, con sus melodías celtas y barrocas, son sin lugar a dudas el alma de Mägo de Oz. Y que no quede duda, que sin la alegría y magia que ambos aportaron en clásicos legendarios tales como “Molinos de viento”, “La costa del silencio”, “Fiesta pagana”, y “Hasta que el cuerpo aguante”, la noche hubiera sido otra para mi y muchos más fanáticos que hemos seguido la trayectoria de esta banda por 20 años, o algunos desde su incepción. Javi Diez en los teclados realizó un trabajo impecable, mientras que Fernando Mainer, bajista de la banda y uno de los integrantes más recientes, aporta al grupo una maestría del bajo a la banda que hace décadas necesitaba Mägo. Txus, vaya que puedo decir es el legendario Txus, marcaba el compás para el headbanging y el brincar del alma aquella noche.

¿Qué más puedo decir? Desde hace casi 9 años no veía a esta banda que marcó mi vida, la banda que me sacó adelante en la oscuridad al momento de emigrar a Estados Unidos. Me resistía a verlos en gran parte por resistencia a ver a un cantante que no fuera José Andrea en la agrupación. Pero Anaheim fue la prueba de lo equivocado que estaba. Me pongo de pie, me quito el sombrero de hechicero, y comienzo a aplaudir sin cesar: Mägo de Oz no ha muerto, y como dicen ellos mismos, para todos nosotros, musicalmente aún les queda “Tequila mucho por vivir”. ¡Hasta que el cuerpo aguante CABROOOONEEEESSSS!

P.S: Para los integrantes de Mägo, si alguno de ustedes llega a leer esta reseña, sepan que tienen un fan de toda la vida en California, al cual han formado. Sigan creando esa magia que siempre han creado para todos nosotros. Larga vida al rock y al folk-metal.

 

 


Por: El Jarocho